Algodón Orgánico

LA SOLUCIÓN A LA MODA, ES LA MODA.

La moda tiene un problema. Es la segunda industria más contaminante del planeta. La adicción a comprar ropa barata y desechable está creando una crisis ecológica global. Es un hecho, no hay más que rascar un poco para encontrar todo tipo de información. Y, sin embargo, creemos que la solución a la moda, es la moda en sí. ¿Cómo? Básicamente, como fabricantes de ropa, siendo sostenibles, creando prendas duraderas y atemporales y cumpliendo los derechos de las personas. Y, como consumidores, apoyar, consumir y promover el consumo de este tipo de ropa. Todo el mundo estamos en el mismo barco.

Íbamos a escribir las diferencias entre el algodón orgánico, convencional, sintético y reciclado que se utilizan en el mundo textil y de la moda, pero no lo vamos a hacer. Ya hay suficientes malas noticias en el mundo. Así que os vamos a contar por qué SÍ elegir el algodón ORGÁNICO, ante cualquier otro. Así como tenemos que comprender qué nos llevamos a la boca cuando comemos, también hay que conocer lo que vestimos porque en ambos casos nuestra salud está en juego.


¿POR QUÉ ALGODÓN ORGÁNICO?
Los beneficios del algodón orgánico van desde la producción y recolección hasta la propia salud de las personas que lo visten. Todo lo que leeréis es únicamente aplicable al algodón orgánico o ecológico. En cualquier otro caso, la situación empieza a empeorar. Pero vamos a ser optimista, no es para menos. Aquí toda la info:

Para el algodón orgánico, nunca se utilizan semillas modificadas genéticamente. Se gestiona el uso y la retención del agua de una manera más eficiente gracias al incremento de materia orgánica en el suelo. Esto beneficia al ahorro de agua que se utiliza, hasta un 91% menos que en el riego del algodón convencional. Además, el 80% del algodón orgánico que se produce en el mundo se riega con agua de lluvia. Los fertilizantes utilizados son orgánicos, tales como polvo de roca y humus, y se usa la rotación de cultivo para hacer más productiva la tierra.

El algodón orgánico no es blanqueado para ser teñido, esto significa, que no se utilizan cloro, peróxido de hidrógeno y dioxina, entre muchos otros compuestos dañinos para la salud.

El proceso de remoción de las semillas se realiza de forma manual, por lo que estas semillas no son destruidas. En definitiva, el algodón crece en campos de tierra fértil libres de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos sintéticos, y es hilado y producido sin químicos tóxicos.

En el caso de las plagas, se utilizan insectos como abejas y mariquitas para poder controlarlas, además de trampas respetuosas con el medio ambiente para alejar los insectos dañinos. El deshojamiento se realiza mayormente por medio del viento y el manejo de agua.

Cada vez que usamos productos de algodón orgánico nuestra piel respira mejor, se siente mejor y disminuimos la posibilidad de presentar reacciones alérgicas relacionadas con el uso indebido de productos químicos. La ausencia de residuos tóxicos, en definitiva, hace que la prenda sea más suave y beneficiosa a la piel.

Ya ves. Te puedes hacer una idea de por qué nuestras prendas están confeccionadas con algodón orgánico. Te animamos a que des el salto. Al final, la decisión y tu salud es únicamente tuya, pero cuidar el planeta es responsabilidad de todas y todos. Queremos ser naturales. En todos los sentidos. ¿Y tú? :)